¡Los viernes cocina!: Hoy Calamares con cebolla y canela

La receta de hoy es una receta muy sencilla, rápida y queda riquísima.
Es de las que me gustan, pues requiere pocos ingredientes y aunque seas un pato mareado en la cocina, no suele salir mal. También porque es de las de mojar pan, o como yo digo “sucar”, cosa que me encanta (perdonadme, pero una es de pueblo y tiene sus expresiones >.< )

Bueno vamos al lío y como siempre si tenéis alguna duda, bajo en los comentarios, podéis preguntar lo que queráis.

CALAMARES CON CEBOLLA Y CANELA:

Ingredientes (para 2 personas):

  • Calamares (medio kilo aproximadamente).
  • Una cebolla grande.
  • 5 ó 6 dientes de ajo.
  • 2 hojas de laurel.
  • Canela en polvo.
  • Vino tinto o cerveza.
  • Sal
  • Aceite de oliva.

Preparación:

Lo primero es prepararlo todo para tenerlo a mano. Ya sabéis que me gusta hacerlo así, porque al menos para mi, es más fácil y rápido luego al cocinar. También porque así tienes la certeza de que no se te ha olvidado añadir ningún ingrediente.

Bueno, pues empezamos limpiando los calamares: les quitamos la pielecita oscura, la espina de dentro que parece un plástico, la boca y los cortamos en anillas. Yo os recomiendo que compréis los medianos, ¿por qué? pues muy sencillo, porque los pequeños al perder el agua se pierden entre la cebolla y los grandes casi siempre suelen quedar duros.

*** En las fotos veréis que usé de los grandes y como os digo, un desastre, parecía que estaba mascando chicle de calamar :S

A continuación cortamos la cebolla en juliana. Un truco de abuela, para no llorar a moco tendido, es que al partirla por la mitad, la metamos bajo el grifo. Después de eso no tendréis problema para cortarla. No soltaréis ni una lágrima.

Con estos dos sencillos pasos, ya lo tenemos todo, así que ya podemos empezar a cocinar.

Cogemos una sarten grande y la ponemos al fuego con un buen chorretón de aceite de oliva. Una vez caliente, ponemos a sofreír la cebolla, los dientes de ajo y las hojas de laurel.

Vamos removiendo de vez en cuando hasta que esté casi bien pochado. Una vez veamos que la cebolla está casi hecha, le añadimos el calamar. Y volvemos a remover, mezclándolo todo bien.

la foto 1

Una vez el calamar haya soltado el agua y esté cocido, hay que añadir la canela y el vino blanco. Yo utilizo vino o cerveza indistintamente, se queda igual y la variación de sabor es prácticamente inapreciable. En cuanto a la cantidad de canela, nos os puedo decir, a mi me gusta que se note mucho y echo bastante cantidad, pero vamos, que eso va a gustos.

la foto 3

 

Ya añadidos todos los ingredientes, probamos de sal y le añadimos al gusto. Bajamos el fuego y dejamos que el alcohol se evapore. Yo lo dejo en torno a unos 20 minutos a fuego medio tirando a bajo.

Debería quedarse caldoso, y el caldo no debería de ser acuoso, más bien con la textura que tiene el aceite.

El resultado es:

la foto 2

 

Os aviso que crean adicción, por lo fácil y lo buenos que quedan.

¡Bon profit! y feliz viernes.

 

Anuncios

Acerca de volviendoaserunatribu

Cuando te conviertes en madre, te das cuenta, que realmente no hay nada estático. Todo cambia, todo evoluciona y todo sigue hacia delante. Que una no nace sabiendo, que la maternidad es un proceso de acierto y error, del cual, solo puedes salir viva, si regresas a una Tribu. ¿Nos unimos en tribu? Buscando apoyos, en esta locura que es la maternidad.
Esta entrada fue publicada en ¡Los viernes cocina! y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s